p1011368

Como repintar las letras del cementerio

 

 

¿COMO REPINTAR LAS LETRAS BORRADAS EN LAS LAPIDAS DEL CEMENTERIO ?

Visitar la tumba del fallecido es el único regalo que deja la muerte. Este regalo tan preciado, al estar en la intemperie, sufre las inclemencias del tiempo (la lluvia, nieve y corrosión) y la intrusión de agentes microbiológicos (líquenes, moho…) que desgastan el nicho y, con el paso de los años, van dejando las letras de la lápida borradas. Las letras de las lapidas desaparecen y el familiar se pregunta si vale la pena repintar las letras de la lápida para dignificar el refugio de su fallecido.
Cómo repintar las letras de la lapida

Para repintar las letras de la lápida (cuando esta no es de granito, sino de piedra), lo primero que hay que hacer es facilitar que la pintura con la que se escriban de nuevo se agarre mejor. Ello se consigue sellando el poro, dando una primera mano de imprimación y esperando a que se seque. Es conveniente, antes de repintar de nuevo, darle una segunda mano de imprimación. A continuación, se procede al repintado sobre las letras o los símbolos desgastados.
Repintar las letras de la tumba de granito

La mayoría de lápidas, sin embargo, es de granito y el proceso es diferente. Lo primero que hay que hacer es pedir permiso a la empresa encargada de la explotación del cementerio o, en su caso, al ayuntamiento de la localidad. De lo contrario, se podrían tener problemas, pues cualquier vigilante del cementerio o ciudadano podría pensar que se está cometiendo un acto vandálico y no la restauración de las letras de la lápida borradas.

Si se desea realizar la intervención sin el asesoramiento de una empresa especializada como esta empresa de nichos de Logroño, hay que ir a una tienda especializada para adquirir una pintura de granito fabricada a base de aceite y acabado de granito y que, además, coincida exactamente con los colores de las letras de la lápida. Hay que prestar atención, puesto que, a pesar de que la mayoría está hecha en blanco y negro, las hay de color parduzco. Esta pintura es especial, dado que resiste a las inclemencias del tiempo.

A continuación, se pegará un plástico protector alrededor de la superficie donde se quieran repintar las letras de la lápida y en el suelo con el fin de no manchar de salpicaduras. Acto seguido, se procede a la limpieza estricta de la lápida con la ayuda de un barreño con agua y lejía, trapo mojado y cepillo de cerdas duras de nailon (nunca de alambre, pues este podría causar rasguños, el cobijo perfecto de los líquenes).

Seguidamente, y protegiendo el entorno de las letras borradas con adhesivos, se puede dar una primera mano. Se deja pasar la noche sin quitar nada de lo puesto y se pasa una segunda mano. Se deja secar y al día siguiente ya se pueden quitar los adhesivos y plásticos de protección. Habrá quedado como nueva.

Mármoles Tofé utiliza pinturas de la mejor calidad con resultados contrastados

P1010540 P1011368

La opción de optar por las lápidas arenadas

El “síndrome” de las letras de las lapidas borradas es típico de los nichos horizontales. Los verticales perduran más en el tiempo. Si se quiere optar por las tumbas horizontales, siempre se puede encargar a una empresa especializada la lápida arenada, que consiste en socavar las letras y los símbolos que se deseen (previo diseño por ordenador) con arena a presión. Esta operación la efectúa una máquina especializada y realiza hendiduras de milímetros sobre la superficie.

El acabado es tan estético que este estilo es muy demandado, ya que, además, es indeleble al paso del tiempo y ante las condiciones climatológicas adversas. En todo caso, siempre se recomienda acudir a una empresa especializada en el sector, como “Mármoles Tofé”, consagrada a la fabricación de nichos y proyectos funerarios con una larga y dilatada tradición familiar.

Compartir:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email