nichos-y-columbarios

Diferentes tipos de nichos para cementerio ¿Cuál elegir?

Diferentes tipos de nichos para cementerio.

¿Nicho para féretro o nicho para cenizas ?

¿Nicho de obra o nicho prefabricado?

Antes de hablar de los tipos de nichos para cementerio conviene buscar la definición de la palabra nicho en el diccionario. Según la primera acepción, un nicho es una concavidad en el espesor de un muro para colocar en ella una estatua, un jarrón u otra cosa. Aunque si se habla de nicho funerario, evidentemente se refiere a la segunda acepción, según la cual un nicho es un hueco practicado en un muro para alojar algo dentro, especialmente el que sirve para depositar cadáveres o sus cenizas en un cementerio.

Un nicho es un espacio o lugar que sirve para contener cuerpos o restos de personas fallecidas. La titularidad de los nichos suele ser, habitualmente, del municipio y se paga una cantidad para la concesión de su uso por un tiempo determinado, a la conclusión del cual se debe renovar. Lo que diferencia a un nicho de una tumba es que el nicho está en altura. Es una cavidad abierta en un muro o en una estructura que tiene varias alturas sobre el suelo. Los nichos pueden albergar féretros con restos mortales o urnas con cenizas. Esa es la primera de las diferencias a la hora de clasificar los tipos de nichos.

Nicho para féretro o nicho para cenizas

La distinción es fundamental. Los nichos destinados para féretros son más grandes y necesitan que la estanqueidad esté al 100 % garantizada. Suelen llevar una repisa para la lápida y para la colocación de objetos y jarrones. El último piso se culmina con una losa de cubierta.

¿que es columbario?
Los nichos para cenizas también son conocidos como columbarios o ceniceros. Es el lugar donde se depositan las urnas con las cenizas procedentes de los procesos de incineración. Los nichos para cenizas tienen diferentes capacidades, dependiendo del tamaño. Estos pueden suministrarse con o sin repisa para jarrones y objetos adicionales.

Nicho de obra o prefabricado

Los nichos de obra son construidos en el lugar con ladrillo o muro de bloque. Mediante una obra integrada más o menos en el entorno del cementerio, se levantan las hileras de nichos que acogen los diferentes huecos para los féretros. Este es el sistema más tradicional. Nichos de ladrillo o muros de bloque son los nichos de toda la vida. Poco a poco, en la medida de lo posible, se han ido sustituyendo por estructuras más modernas que evitan problemas, demasiado comunes como las filtraciones.

Cuando hablamos de un nicho prefabricado, podemos incluir dos tipologías de nichos: los prefabricados propiamente dichos y los ejecutados “in situ” con moldes recuperables.

Los prefabricados propiamente dichos son módulos de hormigón realizados conforme a una patente fuera del cementerio. Estos módulos de hormigón se ensamblan en el destino definitivo formando una estructura que previamente se ha previsto en el proyecto. Se valora su estanqueidad con la ausencia de filtraciones y en caso necesario, tienen prevista la conducción de desagües.

A los nichos ejecutados con moldes recuperables se les denomina, equivocadamente, prefabricados. Estas piezas se fabrican “in situ” rellenando de hormigón los moldes elegidos para formar la estructura.

Sea cual sea la tipología elegida es conveniente tener claro que el producto debe cumplir con el reglamento nacional de policía sanitaria mortuoria (Decreto 2263/1974, de 20 de julio) y con las diversas normativas autonómicas relacionadas con los servicios funerarios. En el siguiente enlace se puede consultar la normativa vigente en lo relativo a servicios funerarios en España

Mármoles Tofé es una empresa familiar con una fuerte tradición al arte funerario. La experiencia es su mejor aval a la hora de realizar cualquier tipo de trabajo. Consulte el catálogo de columbarios y nichos e infórmese puntualmente.

Compartir:

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email